Mis prisiones

24,00  IVA incluido

Me nutro del capital intelectual que almaceno en la memoria.

Categorías: , Etiqueta:

Descripción

Se puede no creer en dios pero sí en los milagros. La existencia de este libro da buena cuenta de ello. Emil Alphons Rheinhardt se decidió a escribirlo cuando estaba prohibido. Nico Rost lo salvó de los barracones de Dachau y la historiadora Dominique Lassaigne empleó buena parte de su vida en reunir y publicar el testimonio de estas Mis prisiones. Hasta 2012 este texto, que se publica por primera vez en castellano, no estaba completo.

Aquí se recogen los dos diarios que escribió Emil Alpohns Rheinhardt, conocido escritor en la Europa de entreguerras, durante su internamiento en las cárceles francesas controladas por italianos y nazis y, por otro lado, el que utilizó para plasmar su paso por Dachau, donde murió.

Su muerte no sólo es un duro golpe y una dolorosa pérdida para nosotros, sus amigos, sino que será, en un futuro cercano, una pérdida irremplazable.
Nuestra amistad era buena y profunda. Compartíamos opiniones políticas y ambos teníamos la misma gran pasión: la literatura.

Nico Rost en Goethe en Dachau

En este libro confluyen la Literatura y su capacidad salvífica con las miserias de una vida cautiva. Comparten espacio las lecturas de Pellico con el hedor del orinal. Sólo hay dos protagonistas: Rheinhardt y los días grises que se suceden uno tras otro.

Al autor la Primera Guerra Mundial le obligó a dejar sus estudios dado que fue movilizado a la zona de Trieste como sanitario. En 1916 fue trasladado al departamento de propaganda del Archivo de guerra. A principios de 1918 se convirtió en editor de la revista expresionista Daimon. El año siguiente pu- blicó su primer libro. En 1920 se mudó a Múnich y trabajó en la editorial Drei-Masken-Verlag. Entre los años 1924 y 1928 vivió en Italia, en Livorno y Roma, donde escribió la biografía de Eleonora Duse. Cuando los nazis tomaron el poder, Rheinhardt se decidió a proporcionar cobijo a alguno de los per- seguidos que se apresuraban a abandonar Alemania. Tales son los casos del escritor Alfred Kantorowicz, Golo Mann o Bodo Uhse. A raíz del Anschluss, la invasión de Austria por parte de Alemania en marzo de 1938, Rheinhardt comenzó a presentarse más activo contra el fascismo. Fundó en París la Liga para la Austria Espiritual junto a Robert Musil, Franz Werfel, Joseph Roth, Alfred Polgar y Bruno Walter, ofreció conferencias y publicó numerosas llamadas de protesta.

En abril de 1943 fue detenido por los italianos y acusado de formar parte de la Resitencia. Pasó por varias prisiones hasta que Mussolini perdió el poder y fue entregado a la Gestapo. El 5 de julio ingresó en Dachau.

Traductor: Vicente Abella Aranda

Ilustración de cubierta: Yeyei Gómez

Caligrafía de cubierta: Aitor Mediero Arrozbide

 

ISBN: 978-84-948726-4-8

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Mis prisiones”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.