Una voz de mujer en la contienda

(1 valoración de cliente)

22,00  IVA incluido

Apenas sabían leer, apenas escribir.

Sus manos están hechas para las herramientas.

Les encanta el trabajo, la familia, la vida.

Son pacíficos y sencillos.

Son la mayoría en todos los países.

Caprichos de príncipes,

apetitos de empresarios,

artimañas de diplomáticos,

y estas masas chocan bajo la metralla.

Categorías: , Etiqueta:

Descripción

La autora de la novela Pasaron unos hombres, Marcelle Capy (Cherbourg, 1891 – Pradines, 1962), vuelve con su voz más propia: la periodística. La que fuera fundadora del diario feminista y abiertamente pacifista La Vague, recogió en Una voz de mujer en la contienda una serie de artículos publicados entre 1914 y 1916. Ese mismo año la censura negó a Capy la comercialización de este título al considerar que sólo los hombres debían opinar y escribir sobre política. Pese a que Capy tuvo el “placer de ser insolente”, la francesa no logró ver el libro publicado de manera íntegra hasta pasados veinte años, en 1936.

La conjunción de una y otra versión exigía una edición bitono en rojo y negro. Así se hace evidente al lector qué fue censurado y qué no. No será difícil que nos hagamos una idea de los propósitos políticos que hubo entre la decisión de la censura y el cambio radical de opinión por parte del Estado francés en tan sólo veinte años.

Los núcleos en que se mueve el texto son los mismos que vertebraron la vida de la autora: paz, feminismo y solidaridad.

 

Traducción de Lídia Pelayo / Traducción de prólogo Núria Molines Galarza  / Caligrafía de Kalligraphink / Ilustración de cubierta: Yeyei Gómez

ISBN: 978-84-948726-2-4

1 valoración en Una voz de mujer en la contienda

  1. Fernando Gabriel

    La verdad es que este libro me ha resultado muy emotivo. Marcelle nos cuenta historias “mínimas” de la guerra, las que no importaban, las que no influían en las cuentas de bajas propias o del enemigo, pero al final, las que de verdad cuentan.

    De esta manera se puede comprender mejor lo que era realmente la guerra para los que la combatían de verdad, y no para aquellos que escribían el relato y las arengas de guerra desde su sillón preferido de su afortunado despacho.

    Hombres y mujeres que no comprenden por qué han llegado a esa situación, otros que comprenden finalmente a qué lleva el patriotismo con venda en los ojos, hombres que comprenden a sus contrincantes y que finalmente se ven más cerca de estos que de sus patriotas que ponen medallas.

    Con un tono antibelicista que se agradece, Marcelle plasma sus reflexiones sobre esta vergonzosa época, y esta vez sí, apareciendo los textos censurados (en rojo, bien diferenciados), al mismo tiempo que relata las verdaderas anécdotas para comprender lo que es la guerra.

Añadir una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.