En el campo de asesinos de Dachau

(1 valoración de cliente)

8,00  IVA incluido

Lo he visto con mis propios ojos, lo he oído con mis propios oídos y lo he sentido en mi propio cuerpo.

Categorías: , Etiqueta:

Descripción

Hans Beimler (1895-1936) fue un antifascista muniqués y miembro del Partido Comunista Alemán (KPD) a quien representó como diputado en el Parlamento. Durante la República de Consejos de Baviera tuvo un papel activo en la protección de la ciudad de Dachau. Ciudad en la que, casualmente, acabaría encerrado tras caer en manos de las SA en abril de 1933.

Tras su fuga en el mes de mayo de 1933, se afanó en publicar esta obra que rápidamente fue publicada en Rusia por la Cooperativa de Trabajadores Extranjeros y traducida a varios idiomas. El hecho de que su fuga tuviera éxito lo convirtió en un héroe entre los simpatizantes comunistas.

Beimler decidió trasladarse a España donde se apremia a participar en la lucha contra el golpe de Estado de los generales fascistas. En el mes de octubre le alcanzó mortalmente una bala en el frente de Madrid. Su cortejo fúnebre fue de Madrid a Valencia acabando en Barcelona, donde fue finalmente enterrado en el cementerio de Montjuic.

Este relato de corta extensión responde a la necesidad imperiosa de trasladar al mundo a la mayor velocidad posible un testimonio de alguien tan relevante en su época como Hans Beimler sobre la vida de los presos en el búnker, o celdas de aislamiento, de un lugar como el campo de concentración de Dachau. El autor describe en el propio año 1933 este inventario de palizas, amenazas y prácticas que supondrán el modus operandi del horror nazi contra sus enemigos políticos.

 

Traducción: Núria Molines Galarza

 

ISBN: 978-84-948726-5-5

1 valoración en En el campo de asesinos de Dachau

  1. Fernando Gabriel

    Me ha parecido fascinante la figura de Hans Beimler. Un hombre que hasta encerrado y torturado sistemáticamente, era temido por sus captores y por la cúpula nazi. En realidad lo que temían era a sus ideales, tan fuertes que no se podían encerrar entre rejas ni matarlos a golpes, aunque pensaron que se podía.

    Un buen acercamiento para conocer a esta gran persona, que combatió el antifascismo allí donde este se producía.

Añadir una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te recomendamos…